Cómo preparar tus productos para enviarlos a la bodega

Los productos que envíes a Full deben cumplir con algunos requisitos para que podamos ponerlos a la venta y permanezcan bien protegidos en nuestras bodegas. Además, los productos de consumo masivo deben contar con la información requerida por la normativa mexicana.

Asegúrate de enviar tus productos con un empaque primario

El stock que envíes a Full debe llegar a la bodega en perfectas condiciones. Por eso, es importante que el vehículo que los transporte sea cerrado (sin lonas ni redilas) para no comprometer la integridad de los productos.

Los productos que mandes también deben tener un empaque primario que los proteja en su totalidad. Si ya tienen uno de fábrica, verifica que todos sus lados estén protegidos. En caso de tener sectores descubiertos o de venir sueltos, guarda cada uno en una bolsa transparente o, si son frágiles, en papel burbuja.

El empaque primario debe estar bien cuidado y ser proporcional al tamaño del producto porque así lo recibirá tu comprador. Agregaremos nuestro packaging de envío sobre ese empaque primario. 

Sugerencias de empaque primario por tipo de producto:

Objetos puntiagudos, afilados o cortantes

Tijeras, herramientas, materias primas metálicas.

Envuelve cada uno con papel burbuja o similar y luego pega la etiqueta de producto.

Productos frágiles

Vasos, platos, espejos, cuadros, botellas, etc.

Líquidos

Cualquier fluido en botellas de plástico.

Aprieta bien la tapa, guarda cada uno en una bolsa transparente y luego pega la etiqueta de producto.

Textiles

Osos de peluche, ropa, carteras, toallas, sábanas, etc.

Guarda cada uno en una bolsa transparente y luego pega la etiqueta de producto.

Objetos pequeños

Joyas, llaveros, etc.

Polvos

Polvos faciales, detergentes en polvo, etc.

Kits

Conjuntos de adaptador, cable y auriculares. 

Identifica tus productos

Que tus productos estén identificados significa que deben tener códigos escaneables que nos permitan reconocerlos e ingresarlos. Debes identificarlos con: 

  • Códigos universales: Completa los códigos tal cual están impresos en tus productos. Si ya lo hiciste, solo debes revisar que coincidan con los que completaste en la publicación.

  • Etiquetas de producto
: Pega en cada uno las etiquetas que te daremos al momento de preparar tu envío. 

Deja los códigos siempre visibles

  • Códigos universales: Asegúrate de que el código de barras físico del producto esté visible para que podamos escanearlo. 
  • Etiquetas: Pégalas por fuera del empaque primario del producto para que podamos escanearlas. 

¿Cómo quieres continuar?

¿Te ayudó la información?